Infecciones en Vías Urinarias

Las infecciones urinarias se producen cuando entran bacterias en las vías urinarias y las infectan. Estas infecciones pueden afectar varias partes de las vías urinarias, pero el tipo más común es la infección de la vejiga (que también se conoce como cistitis).

A veces, el cuerpo puede luchar contra las bacterias sin ningún problema, sin embargo, la infección puede causar molestias y a veces extenderse a los riñones. Las infecciones de riñón (también llamadas pielonefritis) son menos comunes, pero son graves.

Factores de riesgo

Algunas personas tienen mayor riesgo de tener infecciones urinarias. En comparación con los hombres y los niños, las mujeres y las niñas tienen más riesgo de tener infecciones de las vías urinarias debido a que su uretra es más corta y está más cerca del ano, lo cual facilita la entrada de bacterias a las vías urinarias. Otras cosas que pueden aumentar el riesgo de tener infecciones urinarias incluyen:

  • Una infección urinaria previa.

  • Actividad sexual, especialmente con una pareja sexual nueva.

  • Cambios en la flora o la acidez vaginal debido a la menopausia o el uso de espermicidas.

  • Embarazo.

  • Edad (los adultos mayores tienen más probabilidades de tener infecciones urinarias).

  • Movilidad reducida (por ejemplo, después de una operación o por reposo absoluto en cama).

  • Incontinencia urinaria

  • Cálculos renales.

  • Adenoma (agrandamiento) de próstata.

En los niños pequeños, a veces puede haber problemas estructurales de las vías urinarias que pueden conducir a que se infecten con más frecuencia. Otros factores que aumentan el riesgo de infección urinaria en los niños incluyen no orinar con suficiente frecuencia o limpiarse desde atrás hacia adelante después de defecar (en las niñas esto puede hacer que entren bacterias en las vías urinarias).

 

Signos y síntomas

Otros síntomas comunes de las infecciones de vejiga incluyen:

  • Dolor o ardor al orinar.

  • Orinar con frecuencia.

  • Sentir la necesidad de orinar aún después de haber vaciado la vejiga.

  • Fiebre baja (menos de 101 °F [38.3 °C]).

  • Orina opaca o con sangre.

  • Presión o retorcijones en la zona de la ingle o la parte inferior del abdomen.

Si tiene alguno de los síntomas de infección urinaria que se mencionan arriba, es apropiado que visite a su profesional de atención médica.

 

Prevención

Cambiar los hábitos de higiene personal puede ayudar a prevenir las infecciones urinarias recurrentes. Algunas sugerencias:

  • Orinar antes y después de tener relaciones sexuales.

  • Mantenerse bien hidratado y orinar con regularidad.

  • Darse duchas en vez de baños de tina.

  • Minimizar el uso de duchas vaginales, aerosoles y talcos en el área genital.

  • Al enseñar a usar el baño a las niñas, enseñarles a limpiarse desde adelante hacia atrás.

Blv. Kukulkán Km. 3.5, Plaza Iglesia

5a23045fdbb951.9557812415122443199.png
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram