INFECCIONES GASTROINTESTINALES

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Diagnóstico

Cuando los síntomas apuntan a una posible infección gastrointestinal, el diagnóstico se puede confirmar mediante  pruebas de laboratorio utilizadas para el coprocultivo o la detección de antígenos en muestras de heces. En ciertos casos se utilizan pruebas de sensibilidad a los antibióticos para determinar la resistencia microbiana al tratamiento antibiótico, si procede. Particularmente en los ámbitos hospitalarios, un diagnóstico rápido proporciona información importante para aplicar medidas de control de infecciones .

Para diagnosticar la causa de una diarrea, es útil considerar si el contexto es un brote de una enfermedad transmitida por los alimentos o se trata de una "diarrea del viajero".

 

Brotes de enfermedades transmitidas por los alimentos:

  • Con frecuencia son locales: un grupo de personas que comen juntas sufren la misma enfermedad.

  • Un problema es de salud pública cuando se extienden y afectan a personas en diversos lugares y durante un largo periodo de tiempo.

  • Es importante reconocerlos y realizar un seguimiento epidemiológico para evitar que otras personas se infecten.

  • E. coli, Salmonella, Campylobacter y Staphylococcus son algunos de los patógenos más frecuentes causantes de brotes de enfermedades transmitidas por alimentos.

Diarrea del viajero:

  • Enfermedad más frecuente relacionada con los viajes.

  • Contraída por personas que viajan, en lugares donde existen patógenos distintos a los que están acostumbradas, especialmente en regiones donde la contaminación de los alimentos o el agua es más corriente.

  • Generalmente se transmite por ingestión de alimentos o agua contaminados con heces.

  • La mayor parte de los casos están causados por bacterias como E. coli, Salmonella y Shigella.

 

Prevención / Tratamiento

 

Las mejores formas de prevención de una infección gastrointestinal son:

  • Lavarse bien las manos.

  • Desinfectar las superficies contaminadas con lejía.

  • Lavar las prendas de vestir sucias.

  • Identificar a los pacientes infectados lo antes posible para implementar un control de infecciones amplio.

Las infecciones gastrointestinales son infecciones víricas, bacterianas o parasitarias que causan gastroenteritis, una inflamación del tubo digestivo que afecta tanto al estómago como al intestino delgado. Entre sus síntomas están la diarrea, los vómitos y el dolor abdominal. La deshidratación es el mayor peligro de las infecciones gastrointestinales, por lo que la rehidratación es importante. Con todo, en un entorno sanitario y en determinadas poblaciones (recién nacidos/lactantes, pacientes inmunodeficientes o poblaciones de ancianos), pueden ser graves. Por lo tanto, un diagnóstico rápido, un tratamiento adecuado y las medidas de control de infecciones son especialmente importantes en esos contextos.

¿Qué son las infecciones gastrointestinales?

Blv. Kukulkán Km. 3.5, Plaza Iglesia

5a23045fdbb951.9557812415122443199.png
  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon
  • Facebook Social Icon
  • Icono social Instagram